fbpx

CUANDO ME ENCONTRÉ CONMIGO MISMO

MI ALMA YA NO TIENE PRISA
QUIERO SABOREAR mis años venideros, disfrutarlos sorbo a sorbo como el mejor de mis vinos, aliarme con el tiempo, y hacer eterno lo efímero de mi existencia.
QUIERO VIVIR respirando la esencia de la vida, con lenta y agónica premura, perderme en la sutil fragancia de las rosas.
MI ALMA YA NO TIENE TANTA PRISA
QUIERO CONTINUAR MI VIAJE junto a gente que esté llena de humanidad, que nunca les falte ilusiones en su corazón, que ría por sus locuras vividas, por sus riesgos tomados, por sus recuerdos guardados,
por sus atrevidas aventuras; gente que disfrute de cada amanecer, que regocije su alma con cualquier atardecer,
poniendo en cada respiro, una sonrisa de satisfacción.
QUIERO PERSEGUIR la riqueza espiritual, aquella que viene acompañada de dicha y felicidad, quiero dilatar mis emociones en bellas ilusiones por vivir, que día a día la alegría grite a través de mis ojos y en la mirada de cada amanecer; para que cuando mi ocaso llegue, encuentre mi corazón copioso de bellos recuerdos de amores vividos, con altivas nostalgias de alegría, con misteriosas y diáfanas locuras de todo lo sentido y lo vivido…
ANTES DE LA PUESTA del Sol de mi existencia, quiero vivir con toques de místicos placeres para el alma, vivir con intensidad que sólo la madurez del corazón me puede dar.
QUIERO DANZAR al Son de los días y los años venideros..
QUIERO EN MIS “ÚLTIMOS” AÑOS, poner mis ojos en el inquietante horizonte, él siempre me lleva al regocijo de mi alma.
QUIERO ESPERAR sin temor mi partida,
siempre he pensado que la muerte, no es más que un bello viaje, que nos lleva a vivir junto a las estrellas.


EL ARTE DE PEDIR AL UNIVERSO

No ruegues

¡Agradece!

Cada vez que pides algo, cualquier cosa que sea, y sin importar tu tono sosegado o de clamor, dejas entrever de alguna forma la idea: “¡Esto no lo tengo ahora! ¿”me lo otorga, por favor”?

Pero sin que tú lo adviertas y sin que sea tu intención, le marcas al Universo justamente tu carencia, y Él capta ese “no lo tengo” que esconde tu petición, y de forma presurosa más lo pone en evidencia.

En cambio, cuando Agradeces, “CREAS” eso que Agradeces, porque ya das por sentado que aquello “Ya Sucedió”, y el Universo recoge tu instrucción… ¡Te Obedece!

Dalo por hecho y no dejes que tu mente se inmiscuya, diciéndote que es difícil que eso se te otorgue a ti!!!

Hay otras Manos, más inmensas que las tuyas.

Y ellas siempre le responden a quien agradece así.

No te olvides que las cosas nunca son lo que parecen:

Hay un diseño amoroso detrás de la realidad y cada vez que tú, de corazón agradeces, magnetizas eso mismo que agradeces de verdad.

Cuando tú lo ves “Ya Hecho”, cuando lo das por sentado, y agradeces, traspasado por una intensa emoción, el Universo percibe que ha quedado desfasado, y actualiza su programa hacia “La Nueva Versión”.

POR ESO:

No Pidas: “Dame la calma que Anhelo”;
Di más bien: “Gracias, Dios mío por esta Serenidad”.

No Digas: “Dame un trabajo que me aparezca del Cielo”;
Di: “Gracias porque me gano mi pan con facilidad”.

No le implores a la Vida que te acerque una pareja;
Di: “Gracias por este Amor que me llena de Alegría”.

No ruegues que se disuelva alguna culpa muy vieja;
Di “Gracias porque se limpian mis memorias erróneas cada día”.

¡GRACIAS por esta Abundancia que sobre Mí se derrama!

¡GRACIAS por gozar de nuevo la más Perfecta Salud!

¡GRACIAS por abrir mis ojos a un sublime panorama!

¡GRACIAS por llenar mi pecho de Amorosa Gratitud!

¡Siéntelo ya Sucediendo!,
¡Siéntelo con Alma y Vida!
¡Siente ese viento de cambio que te abraza y te estremece! ¡Siente la emoción intensa de la plegaria cumplida, porque todo le llega a quien Agradece.
¡Siente que llega todo a Ti en tu Tiempo del Tiempo!

Gracias, gracias, gracias ..


Los momentos compartidos son momentos valiosos! Charles Chaplin

“Necesito de alguien que me mire a los ojos cuando hablo.

Que escuche mis tristezas y neurosis con
paciencia y aún cuando no comprenda,
respete mis sentimientos.

Necesito de alguien que venga
a luchar a mi lado sin ser llamado.
Alguien lo suficientemente amigo para
decirme las verdades que no quiero oír,
aun sabiendo que puedo irritarme.

Por eso, en este mundo de indiferentes,
necesito de alguien que crea
en esa cosa misteriosa, desacreditada,
casi imposible: La amistad

Que se obstine en ser leal, simple y justo.
Que no se vaya si algún día pierdo
mi oro y no pueda ser más
la sensación de la fiesta.

Necesito de un amigo
que reciba con gratitud mi auxilio,
mi mano extendida,
aún cuando eso sea muy poco para sus necesidades.

No pude elegir a quienes me trajeron al mundo,
pero puedo elegir a mi amigo.
En esta búsqueda empeño mi propia alma,
pues con una amistad verdadera,
la vida se torna mas simple,
más rica y más bella…”
#poesia #paseoconsciente #disfrutardelmomento #presenciaplena


EL HABITO DE SENTIRNOS OFENDIDOS…

Las personas s pasan la mayor parte de su vida sintiéndose ofendidas por lo que alguien les hizo. La sorprendente revelación que te voy a hacer, va a cambiar tu vida… ¡Nadie te ha ofendido! Son tus expectativas de lo que esperabas de esas personas, las que te hieren…
Y las expectativas las creas tú con tus pensamientos. No son reales. Son imaginarias. Si tú esperabas que tus padres te dieran más amor y no te lo dieron, no tienes por qué sentirte ofendido.
Son tus expectativas de lo que un padre ideal debió hacer contigo, las que fueron violadas. Tus ideas son las que te lastiman.
Si esperabas que tu pareja reaccionara de tal o cual forma y no lo hizo… Tu pareja no te ha hecho nada. Es la diferencia entre las atenciones que esperabas tuviera contigo y las que realmente tuvo, las que te hieren. Nuevamente, eso está en tu imaginación. ¿Enojado con Dios? Son tus creencias de lo que debería hacer Dios, las que te lastiman. Dios jamás ofende ni daña a nadie. Un hábito requiere de todas sus partes para funcionar. Si pierde una,
el hábito se desarma.
Una de las mayores fuentes de ofensas es la de tratar de imponer el punto de vista de una persona a otra y guiar su vida. Cuando le dices lo que debe hacer y te dice “no”, creas resentimientos por partida doble.
Primero, te sientes ofendido porque no hizo lo que querías.
Segundo, la otra persona se ofende porque no la aceptaste como es. Y es un círculo vicioso. Todas las personas tienen el derecho divino de guiar su vida como les plazca. Aprenderán de sus errores por sí mismos. ¡Déjalos ser! nadie te pertenece.
Las personas son un río caudaloso. Cualquier intento de atraparlas te va a lastimar. Ámalas, disfrútalas y déjalas ir.
1.- Entiende que nadie te ha ofendido. Son tus ideas acerca de cómo deberían actuar las personas y Dios, las que te hieren. Estas ideas son producto de una máscara social, que has aprendido desde tu infancia de forma inconsciente. Reconoce que la mayoría de las personas NUNCA va a cuadrar con esas ideas que tienes. Porque ellos tienen las suyas.
2.- Deja a las personas Ser. Deja que guíen su vida como mejor les plazca. Es su responsabilidad. Dales consejos si te los piden, pero permite que tomen sus decisiones. Es su derecho divino por nacimiento: el libre albedrío y la libertad.
3.- Nadie te pertenece. Ni tus padres, ni amigos ni parejas. Todos formamos parte del engranaje de la naturaleza. Deja fluir las cosas sin resistirte a ellas. Vive y deja vivir.
4.- Deja de pensar demasiado. Ábrete a la posibilidad de nuevas experiencias. No utilices tu inventario. Abre los ojos y observa el fluir de la vida como es. Cuando limpias tu visión de lentes oscuros y te los quitas, el resultado es la limpieza de visión.
5.- La perfección no existe. Ni el padre, amigo, pareja perfectos. Es un concepto creado por la mente humana que a un nivel intelectual puedes comprender, pero en la realidad NO EXISTE.
Porque es un concepto imaginario. Un bosque perfecto serían puros árboles, Sol, no bichos… ¿existe? No. Para un pez, el mar perfecto sería aquel donde no hay depredadores ¿existe? No. Solo a un nivel intelectual. En la realidad JAMÁS VA A EXISTIR.
Naturalmente, al pez solo le queda disfrutar de la realidad.
Cualquier frustración de que el mar no es como quiere que sea no tiene sentido. Deja de resistirte a que las personas no son como quieres o no piensan como tú. Acepta a las personas como el pez acepta al mar y ámalas como son.
6.- Disfruta de la vida. La vida real es más hermosa y excitante que cualquier idea que tienes del mundo. Me complacerá decírtelo por experiencia.
7.- Imagina a esa persona que te ofendió en el pasado. Imagínate que ambos están cómodamente sentados. Dile por qué te ofendió. Escucha su explicación amorosa de por qué lo hizo. Y perdónala. Si un ser querido ya no está en este mundo, utiliza esta dinámica para decirle lo que quieres. Escucha su respuesta. Y dile adiós. Te dará una enorme paz.
8.- A la luz del corto período de vida que tenemos, solo tenemos tiempo para vivir, disfrutar y ser felices. Nuestra compañera la muerte en cualquier momento, de forma imprevista, nos puede tomar entre sus brazos. Es superfluo e inútil gastar el tiempo en pensar en las ofensas de otros. No puedes darte ese lujo.
Vuelve a leer este artículo las veces necesarias y deja que los conceptos empiecen a sembrar semillas de consciencia en tu interior


PARA VIVIR MEJOR…

Para vivir mejor.

No te preocupes, * ocúpate .*
Ocupa tu tiempo, ocupa tu espacio, ocupa tu mente.

No te desesperes, * Espera.*
Espera que las cosas se calmen, espera que el tiempo pase, espera se desarme la rabia.

No te indispongas, * disponte.*
Dispon buenas palabras, dispon buenas vibraciones, disponte siempre.

No te canses, * Descansa.*
Descansa tu mente, descansa las piernas, descansa de todo.

No te molestes, * Acomoda.*
Acomoda tu cuerpo, acomoda tu espíritu, acomoda tu vida.

No desconfíes, * Confía.*
Confía en tu sexto sentido, confía en ti.

No presiones, * Impresiona.*
Impresiona por la humildad, impresiona por la sencillez, impresiona por la elegancia.

No generes discordia, * Genera Concordia.*
Concordia entre las naciones, concordia entre las personas, concordia personal.

No molestes, * trata bien.*
Trata bien a las personas, trata bien a los animales, cuida el planeta.

No te sobrecargues, * Recargate.*
Recargue sus fuerzas, recargue su coraje, recargue su esperanza.

No estorbes, * Trabaja.*
Trabaja tu humanidad, trabaja tus frustraciones, trabaja tus virtudes.

No conspires, * Inspira.*
Inspira personas, inspira talentos, inspira salud.

No te aterres, * ten fe.

Autor desconocido


PAZ INTERIOR

PAZ INTERIOR

La paz interior llega cuando nos apartamos mental, emocional y hasta físicamente de los dramas mundanos, de los conflictos, de todo aquello que creemos erróneamente que debemos decir, hacer o defender. La paz interior se convierte en una realidad cuando decidimos íntimamente trasladarnos de la tristeza y las preocupaciones a la tranquilidad y la dicha.

  1. Si queremos llegar a esas realidades positivas, es necesario desbaratar algunos de los obstáculos personales que nos subyugan, como lo son el miedo al futuro y las lamentaciones sobre el pasado. Debemos abandonar los antiguos equipajes con sus monstruos adentro. El viaje completo a la paz interior empieza cuando evadimos los caminos de la envidia y del que dirán, los desvíos de la impaciencia y las calles sin salida de la terquedad y la ignorancia.
    Te abrazo con el alma.

LA MANO QUE DA UNA FLOR

Trátalo bien al de al lado aunque contigo “no encaje”, que si lo ves bien mirado, ¡eres tú “con otro traje”!

Y así, al tratarlo bien
en tu paso por aquí,
de ese modo estás también
¡tratándote bien a ti!

Y es que el otro no es “cualquiera”,
¡es tu hermano en el camino!,
pues los cortó la tijera
del mismo Sastre Divino.

¡Deja que tu corazón
tan solo irradie inocencia,
y servicio y compasión,
cuando estás en su presencia!

Y si piensa mal de ti,
tú reflexiona callado:
“pues… también me quiere a mí…,
aunque aún no lo ha notado…”

Hazte fuerte en esa idea
y créela de verdad,
porque ya sabes: ¡tú creas
tu mundo y tu realidad!

Y entonces, cuando no intentas
cambiar su forma de ser,
su modo de andar a tientas,
o su manera de ver,

le facilitas al otro
hallar su Llama Infinita,
porque contempla en tu rostro
la misma Luz que lo habita.

Y eso ayuda a que avancemos,
tropezón a tropezón,
mientras de a poco entendemos
el cambio de dimensión.

Aunque si hay algo que es claro,
es una especie de norma
que establece sin reparos
que lo que das…, ¡te retorna!

¡Presta atención a este dato!:
como todo está ligado
en el cuántico formato
del Gran Campo Unificado,

cuando quitas de tus modos
el desaire o el desdén,
y los tratas bien a todos,
¡el Campo te trata bien!

Y es que en forma intencionada,
(como un boomerang de amor),
siempre deja perfumada
la mano… que da una flor.

  1. 💖💖💖
    Jorge Oyhanarte.


VIVE LO QUE QUIERES LLEVARTE

En la vida ni se gana ni se pierde,
ni se fracasa, ni se triunfa.
En la vida se aprende,
se crece,
se descubre ;
se escribe,
se borra
y se reescribe otra vez,
se hila,
se deshila y se vuelve a hilar.

El día que comprendí
que lo único que me voy a llevar
es lo que viva,
empecé a vivir lo que me quiero llevar.

POESÍA PURÉPECHA


LAS 4 LEYES ESPIRITUALES DE LA INDIA

– PRIMERA LEY: «La persona que llega es la persona correcta».

La interpretación de ésta no es distinto a pensar que, nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

Para los hindúes cada persona en la vida es un maestro. Aunque algunas veces nos toca ser alumnos también. Y, lo que muchas veces a nosotros nos pasa es que nos resistimos a los cambios. Por algo Carl Jung tiene la frase célebre “Lo que te Resistes, Persiste”, porque la vida nos coloca situaciones que no queremos o personas que no soportamos, para aprender y superar.

Y claro está, siempre a lo que nos resistimos persiste en nuestra vida, porque se nos colocan personas quienes no soportamos, y no nos fijamos que existe algo para aprender y hasta que no lo aprendamos no nos graduaremos en ese aspecto. O bien, nos encontramos con personas que se convierten en una luz que alumbra nuestro camino y nos guían hacia donde debemos ir y no por donde nosotros creíamos que debía de ser.

Siempre ten presente que, lo que te molesta de alguien es lo que quizás debas trabajar dentro de ti mismo. De todos aprendemos, el objetivo es saber identificar qué es lo que los demás aportan a nuestro camino y crecimiento.

¡Haz bien y no mires a quién! Es difícil a veces ser bueno con quienes son grandes maestros y nos irritan o sacan de las casillas, pero es posible. Porque al final siempre, con el tiempo, agradecerás el aprendizaje a esas personas que creíste te hacían la vida imposible, tanto como a quienes se dedicaron a apoyarte. Todo en esta vida suma. Así que empieza de una vez por todas a ver el lado bueno de todo.

– SEGUNDA LEY: «Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido».

Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

Cuando nos enfermamos mental o físicamente es porque mantenemos un único pensamiento en nuestra mente “si hubiera hecho tal cosa o tal otra” y eso NO EXISTE, cuando tomamos una decisión o sucede algún evento inesperado no puedes culparte a ti o alguien más, porque así suene muy repetitivo es la única verdad, lo que sucedió es porque debía ser así, porque eso nos llevará a aprender algo que nos falta para poder llegar a todo aquello que te mereces o a ese deseo anhelado.

Entonces la cuestión es no amargarnos ni arrepentirnos de lo que hicimos, lo hecho, hecho está. Cuando algo no sale como planeamos o visualizamos simplemente debemos agradecer porque es aprendizaje necesario y preguntarnos: ¿Qué es lo que la vida desea mostrarme? en vez de ¿Por qué a mí? Así sabremos que todo lo que está debajo del cielo tiene su momento y su lugar y que lo sucedido fue perfecto. No hay otra opción. No puedes correr, si antes no caminas. No puedes caminar, si antes no gateaste. No puedes saltar pasos en la vida.

– TERCERA LEY: «Cualquier momento que comience, es el momento correcto».

Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después.

Ésta ley nos deja claro que lo que pasó te fortaleció y es entonces cuando debe llegar lo que esperamos o quizás el Universo, la vida, Dios, la energía, nos sorprende con algo mucho mejor. Todo lo que nos sucede es lo que nosotros atraemos, seamos conscientes o no y si algo todavía no se manifiesta en nuestra vida es porque tenemos que aprender. Como decía antes, todo en la vida son pasos, ten claro que nada «debería ser» ni «debió haber sido», simplemente es cuando tiene que ser.

La vida nos concede más de lo que esperábamos pero debemos tener la actitud y humildad de saber que todo es en el momento que debe ser no cuando nosotros asumimos que debe ocurrir. Mientras ocurre, disfruta lo que tiene y ocúpate de agradecer. Vive sin expectativas y llegará siempre lo mejor para ti.

– CUARTA LEY: «Cuando algo termina, termina».

Si algo terminó, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia. Así de simple, no hay que darle muchas vueltas: borrón y cuenta nueva.

¿Para qué complicarse y caer en procesos de tristeza y depresión por lo que ya no es?

Hay que avanzar de la manera que la vida nos pone en el camino. No podemos andar mirando hacia atrás, AVANZA. Qué es lo que tienes que hacer para llegar a donde deseas. Enfócate en vivir presente Aquí y Ahora. Si es necesario darse un periodo de luto por lo que pasó hazlo, pero no desgastes tu vida por semanas, meses o años en una depresión, porque lo que pasó ya pasó y no lo puedes cambiar…

La vida siempre se transforma cuando decidimos avanzar, tú también puedes aplicar estas leyes a tu vida.