fbpx

ANTHONY HOPKINS

Deja ir a la gente que no está lista para amarte. Esto es lo más difícil que tendrás que hacer en tu vida y también será lo más importante. Deja de tener conversaciones difíciles con personas que no quieren cambiar. Deja de aparecer para las personas que no tienen interés en tu presencia. Sé que tu instinto es hacer todo lo posible para ganar el aprecio de los que te rodean, pero es un impulso que roba tu tiempo, energía, salud mental y física.

Cuando empiezas a luchar por una vida con alegría, interés y compromiso, no todo el mundo estará listo para seguirte a ese lugar. Eso no significa que tengas que cambiar lo que eres, significa que debes dejar ir a las personas que no están listas para acompañarte.
Si eres excluido, insultado, olvidado o ignorado por las personas a las que les regalas tu tiempo, no te haces un favor al seguir ofreciéndoles tu energía y tu vida. La verdad es que no eres para todo el mundo y no todos son para ti.
Esto es lo que hace tan especial cuando encuentras a personas con las que tienes amistad o amor correspondido. Sabrás lo precioso que es porque has experimentado lo que no lo es.
Cuanto más tiempo pasas tratando de hacerte amar por alguien que no es capaz, más tiempo pierdes privándote de la posibilidad de esa conexión con alguien más.
Hay miles de millones de personas en este planeta y muchas de ellas se van a encontrar contigo, a tu nivel de interés y compromiso.
Cuanto más sigues involucrado con personas que te utilizan como cojín, una opción de segundo plano o un terapeuta para su sanación emocional, más tiempo te alejas de la comunidad que deseas.
Tal vez si dejas de aparecer, no te busquen. Tal vez si dejas de intentarlo, la relación termine. Tal vez si dejas de enviar mensajes, tu teléfono permanecerá oscuro durante semanas.
Eso no significa que arruinaste la relación, significa que lo único que la sostenía era la energía que solo tú dabas para mantenerla.
Eso no es amor, es apego. Es querer dar una oportunidad a quien no lo merece! Tu mereces mucho, existe gente que no debe estar en tu vida, te darás cuenta.
Lo más valioso que tienes en tu vida es tu tiempo y energía, ya que ambos son limitados. A lo que le des tu tiempo y energía, definirá tu existencia.
Cuando te das cuenta de esto empiezas a entender por qué estás tan ansioso cuando pasas tiempo con personas, en actividades, lugares o situaciones que no te convienen y no deben estar cerca de ti, te roban energía.
Empezarás a darte cuenta que lo más importante que puedes hacer por ti mismo y por todos los que te rodean es proteger tu energía más ferozmente que cualquier otra cosa.
Haz de tu vida un refugio seguro, en el que solo se permiten personas “compatibles” contigo.
No eres responsable de salvar a nadie. No eres responsable de convencerles de mejorar. No es tu trabajo existir para la gente y darles tu vida!
Porque si te sientes mal, si te sientes obligado, serás la raíz de todos tus problemas por tu insistencia, temiendo que no te devuelvan los favores que has concedido. Es tu única obligación el darte cuenta que eres el amo de tu destino y aceptar el amor que crees merecer.
Decide que te mereces una amistad real, un compromiso verdadero y un amor completo con personas saludables y prósperas. Luego espera y mira lo mucho que empieza a cambiar todo y cambiará, eso es seguro, con gente positiva y de buena energía, no pierdas el tiempo con gente que no vale la pena, el cambio te dará el amor, la estima, la felicidad y la protección que te mereces.

Anthony Hopkins.


CUANDO ME ENCONTRÉ CONMIGO MISMO

MI ALMA YA NO TIENE PRISA
QUIERO SABOREAR mis años venideros, disfrutarlos sorbo a sorbo como el mejor de mis vinos, aliarme con el tiempo, y hacer eterno lo efímero de mi existencia.
QUIERO VIVIR respirando la esencia de la vida, con lenta y agónica premura, perderme en la sutil fragancia de las rosas.
MI ALMA YA NO TIENE TANTA PRISA
QUIERO CONTINUAR MI VIAJE junto a gente que esté llena de humanidad, que nunca les falte ilusiones en su corazón, que ría por sus locuras vividas, por sus riesgos tomados, por sus recuerdos guardados,
por sus atrevidas aventuras; gente que disfrute de cada amanecer, que regocije su alma con cualquier atardecer,
poniendo en cada respiro, una sonrisa de satisfacción.
QUIERO PERSEGUIR la riqueza espiritual, aquella que viene acompañada de dicha y felicidad, quiero dilatar mis emociones en bellas ilusiones por vivir, que día a día la alegría grite a través de mis ojos y en la mirada de cada amanecer; para que cuando mi ocaso llegue, encuentre mi corazón copioso de bellos recuerdos de amores vividos, con altivas nostalgias de alegría, con misteriosas y diáfanas locuras de todo lo sentido y lo vivido…
ANTES DE LA PUESTA del Sol de mi existencia, quiero vivir con toques de místicos placeres para el alma, vivir con intensidad que sólo la madurez del corazón me puede dar.
QUIERO DANZAR al Son de los días y los años venideros..
QUIERO EN MIS “ÚLTIMOS” AÑOS, poner mis ojos en el inquietante horizonte, él siempre me lleva al regocijo de mi alma.
QUIERO ESPERAR sin temor mi partida,
siempre he pensado que la muerte, no es más que un bello viaje, que nos lleva a vivir junto a las estrellas.


LA LEY DEL ESPEJO

No me conoces, me imaginas. Solo ves en mi lo que eres tú.

Si en mi ves amor, es porque en ti hay amor…

Si en mi ves agresividad, es porque en ti hay agresividad.

Si admiras una cualidad mia, es porque tu tambien tienes esa cualidad…

Si te parezco tonto, deberías analizar tu comportamiento,

Si hay algo en mi que odias, estas
odiando eso de ti que no te gusta.

No es de extrañar… Soy un reflejo que proyecta tu realidad.

Solo me imaginas, soy tu invento,
y solamente verás en mi aquello
que reconozcas en ti.

Si te gusta lo que ves en mi, ¡No lo cambies!

Pero si no te gusta… ¡Cámbialo en ti!

En lo que a mi respecta.
Yo te amo, porque eres el espejo,
Que elegí para observarme y crecer.

( Alejandro Jodorowsky )


LA PARÁBOLA DEL NOTE VACIO

Un monje decidió meditar solo, lejos de su monasterio.
Tomó su bote hasta el centro del lago, lo amarró allí, cerró los ojos y empezó a meditar.
Después de unas horas de silencio, sintió el repentino golpe de otro bote chocando con el suyo.
Con los ojos aún cerrados sintió que su ira aumentaba.
Estaba listo para gritarle al barquero que tan descuidadamente había perturbado su meditación,
Pero, cuando abrió los ojos, se sorprendió al descubrir que se trataba de un bote vacío el que había golpeado al suyo.
Probablemente se había desatado y flotaba hacia el centro del lago.
En ese momento, el monje tuvo una gran revelación.
Comprendió que el enojo estaba dentro de él; sólo necesitaba el golpe de un objeto externo para sacarlo fuera de él.
A partir de entonces, cada vez que encontraba a alguien que lo irritaba, se recordaba a sí mismo, que la otra persona no era más que un bote vacío: La ira estaba dentro de él.



LA REALIDAD SE CREA DE DENTRO HACIA FUERA

• Ni nuestro padre, ni nuestra madre, ni nuestros hermanos pudieron hacer las cosas mejor de lo que lo hicieron.

Tampoco nuestros amigos, nuestro jefe, nuestros hijos ni pareja pudieron haber hecho algo diferente porque todo lo hicieron justo y exactamente como se necesitaba, como lo necesitábamos.

¿Que más podríamos exigir, pedir o reclamar a los demás? Nada, en absoluto. Pues lo han hecho completamente perfecto, han cumplido con su función para con nosotros estupendamente.

La vida junto a los demás sólo puede responder a nuestra información: a nuestras creencias, carencias, miedos, rabias, a nuestra sombra e inconsciencia.

Ellos solo pueden expresar nuestra información, nos guste o no.

No pueden hacerlo diferente porque nuestra información no es diferente.
No pueden hacerlo mejor porque ya lo hacen perfectamente.

Ni la realidad, ni nuestros padres, ni nuestra pareja ni nuestros hijos van a cambiar, hagamos lo que hagamos, porque el conflicto no está ahí, no es lo externo lo que ha de cambiar, pues todo proviene desde adentro y es únicamente desde ahí, desde su origen, que se puede transformar todo.

Nadie puede hacer nada ni cambiar nada porque todo lo habrás de hacer tú.

Y es precisamente eso que creo que necesitan cambiar los demás, lo que más necesito hacer consciente en mi e integrarlo yo.

La realidad se crea de dentro hacia fuera.

Y nada podremos hacer mientras continuemos pensando que son los demás los que deben cambiar o que pudieron haber hecho tal o cual, de esta manera solo se evita hacerse responsable de uno mismo, así como también, postergar​ el contacto con nuestra realidad interior.


FUGARSE DE LA PRISIÓN DEL PASADO

Algunas personas están consumidas por los recuerdos y pensamientos del pasado. Su duelo, su pena y sus lamentos los condenan a aprisionar su vida en un pasado doloroso. No pueden vivir en el momento presente como personas libres. La realidad es que el pasado se ha ido; lo único que queda ahora son impresiones que persisten en las profundidades de nuestra consciencia. Sin embargo, esas imágenes del pasado continúan obsesionándonos, bloqueándonos e influyendo en nuestro comportamiento en el presente, puesto que nos inducen a decir y hacer cosas que realmente no queremos decir ni hacer. Perdemos toda nuestra libertad.

La respiración consciente nos permite ver con claridad que el abuso, las amenazas y el dolor que tuvimos que soportar en el pasado no están sucediendo ahora y que podemos permanecer a salvo en el presente. Al respirar conscientemente, sabemos que los acontecimientos que se desarrollan en esas películas mentales no son reales, y el mero hecho de recordarlo desactiva su poder para dirigirnos.

Es como cuando volamos en avión: cuando se atraviesan turbulencias intensas, el cinturón de seguridad impide que salgamos disparados por la cabina. La respiración consciente es nuestro cinturón de seguridad en la vida cotidiana: nos mantiene a salvo aquí, en el instante presente. Si sabes cómo respirar, cómo sentarte tranquilamente y en silencio, cómo practicar la meditación andando, entonces dispones de cinturón de seguridad y estás siempre a salvo. Eres libre de estar aquí, en contacto con la vida, sin que te manipulen los demonios del sufrimiento de los acontecimientos que pasaron y concluyeron.

Si en el pasado sufriste maltratos o abusos o padeciste de otro modo, deberías conocer la práctica para comprender que, aunque esas cosas sucedieron, ahora ya estás seguro, ya no estás en peligro. Cuando reconozcas a los fantasmas pretéritos como lo que son, podrás decirles directamente que no son reales y liberarte de la prisión del pasado. Si practicas la respiración, el paseo, la meditación y el trabajo de acuerdo con la atención plena durante unas semanas, tendrás éxito en esta tarea y esos viejos traumas no volverán a arrastrarte.

Fuente: La paz está en tu interior – Thich Nhat Hanh


LA MADUREZ ESPIRITUAL SEGÚN RUMI

Le preguntaron a Rumi, maestro espiritual persa del siglo. XIII:

¿Qué es el veneno?

– Cualquier cosa más allá de lo que necesitamos es veneno. Puede ser el poder, la pereza, la comida, el ego, la ambición, el miedo, la ira, o lo que sea …

¿Qué es el miedo?

– La no aceptación de la incertidumbre. Si aceptamos la incertidumbre, se convierte en aventura.

¿Qué es la envidia?

– La no aceptación de la bienaventuranza en el otro. Si lo aceptamos, se torna en inspiración.

¿Qué es la ira?

– La no aceptación de lo que está más allá de nuestro control. Si aceptamos, se convierte en tolerancia.

¿Qué es el odio?

– La No aceptación de las personas como son. Si las aceptamos incondicionalmente, a continuación, se convierte en amor.

¿Qué es la madurez espiritual?

1. Es cuando se deja de tratar de cambiar a los demás y nos concentramos en cambiarnos a nosotros mismos.

2. Es cuando aceptamos a las personas como son.

3. Es cuando entendemos que todos están acertados según su própia perspectiva.

4. Es cuando se aprende a «dejar ir».

5. Es cuando se es capaz de no tener «expectativas» en una relación, y damos de nosotros mismos por el placer de dar.

6. Es cuando comprendemos que lo que hacemos, lo hacemos para nuestra propia paz.

7. Es cuando uno deja de demostrar al mundo lo inteligente que se es.

8. Es cuando dejamos de buscar la aprobación de los demás.

9. Es cuando paramos de compararnos con los demás.

10. Es cuando se está en paz consigo mismo.

11. La madurez espiritual es cuando somos capaces de distinguir entre «necesidad» y «querer» y somos capaces de dejar ir ese querer …
Por último y lo más importante! *

12. Se gana la madurez espiritual cuando dejamos de anexar la «felicidad» a las cosas materiales!

Namaste!



DEJA IR A LA GENTE… ( ANTHONY HOPKINS )

Deja ir a la gente que no está lista para amarte. Esto es lo más difícil que tendrás que hacer en tu vida y también será lo más importante. Deja de tener conversaciones difíciles con personas que no quieren cambiar. Deja de aparecer para las personas que no tienen interés en tu presencia. Sé que tu instinto es hacer todo lo posible para ganar el aprecio de los que te rodean, pero es un impulso que roba tu tiempo, energía, salud mental y física.

Cuando empiezas a luchar por una vida con alegría, interés y compromiso, no todo el mundo estará listo para seguirte a ese lugar. Eso no significa que tengas que cambiar lo que eres, significa que debes dejar ir a las personas que no están listas para acompañarte.

Si eres excluido, insultado, olvidado o ignorado por las personas a las que les regalas tu tiempo, no te haces un favor al seguir ofreciéndoles tu energía y tu vida. La verdad es que no eres para todo el mundo y no todos son para ti.

Esto es lo que hace tan especial cuando encuentras a personas con las que tienes amistad o amor correspondido. Sabrás lo precioso que es porque has experimentado lo que no lo es.

Cuanto más tiempo pasas tratando de hacerte amar por alguien que no es capaz, más tiempo pierdes privándote de la posibilidad de esa conexión con alguien más.

Hay miles de millones de personas en este planeta y muchas de ellas se van a encontrar contigo, a tu nivel de interés y compromiso.

Cuanto más sigues involucrado con personas que te utilizan como cojín, una opción de segundo plano o un terapeuta para su sanación emocional, más tiempo te alejas de la comunidad que deseas.

Tal vez si dejas de aparecer, no te busquen. Tal vez si dejas de intentarlo, la relación termine. Tal vez si dejas de enviar mensajes, tu teléfono permanecerá oscuro durante semanas.

Eso no significa que arruinaste la relación, significa que lo único que la sostenía era la energía que solo tú dabas para mantenerla. Eso no es amor, es apego. Es querer dar una oportunidad a quien no lo merece! Tu mereces mucho, existe gente que no debe estar en tu vida, te darás cuenta.

Lo más valioso que tienes en tu vida es tu tiempo y energía, ya que ambos son limitados. A lo que le des tu tiempo y energía, definirá tu existencia.

Cuando te das cuenta de esto empiezas a entender por qué estás tan ansioso cuando pasas tiempo con personas, en actividades, lugares o situaciones que no te convienen y no deben estar cerca de ti, te roban energía.

Empezarás a darte cuenta que lo más importante que puedes hacer por ti mismo y por todos los que te rodean es proteger tu energía más ferozmente que cualquier otra cosa.

Haz de tu vida un refugio seguro, en el que solo se permiten personas “compatibles” contigo.

No eres responsable de salvar a nadie. No eres responsable de convencerles de mejorar. No es tu trabajo existir para la gente y darles tu vida!

Porque si te sientes mal, si te sientes obligado, serás la raíz de todos tus problemas por tu insistencia, temiendo que no te devuelvan los favores que has concedido. Es tu única obligación el darte cuenta que eres el amo de tu destino y aceptar el amor que crees merecer.

Decide que te mereces una amistad real, un compromiso verdadero y un amor completo con personas saludables y prósperas. Luego espera y mira lo mucho que empieza a cambiar todo y cambiará, eso es seguro, con gente positiva y de buena energía, no pierdas el tiempo con gente que no vale la pena, el cambio te dará el amor, la estima, la felicidad y la protección que te mereces.

Anthony Hopkins
Leído en la web