fbpx

LA MANO QUE DA UNA FLOR

Trátalo bien al de al lado aunque contigo “no encaje”, que si lo ves bien mirado, ¡eres tú “con otro traje”!

Y así, al tratarlo bien
en tu paso por aquí,
de ese modo estás también
¡tratándote bien a ti!

Y es que el otro no es “cualquiera”,
¡es tu hermano en el camino!,
pues los cortó la tijera
del mismo Sastre Divino.

¡Deja que tu corazón
tan solo irradie inocencia,
y servicio y compasión,
cuando estás en su presencia!

Y si piensa mal de ti,
tú reflexiona callado:
“pues… también me quiere a mí…,
aunque aún no lo ha notado…”

Hazte fuerte en esa idea
y créela de verdad,
porque ya sabes: ¡tú creas
tu mundo y tu realidad!

Y entonces, cuando no intentas
cambiar su forma de ser,
su modo de andar a tientas,
o su manera de ver,

le facilitas al otro
hallar su Llama Infinita,
porque contempla en tu rostro
la misma Luz que lo habita.

Y eso ayuda a que avancemos,
tropezón a tropezón,
mientras de a poco entendemos
el cambio de dimensión.

Aunque si hay algo que es claro,
es una especie de norma
que establece sin reparos
que lo que das…, ¡te retorna!

¡Presta atención a este dato!:
como todo está ligado
en el cuántico formato
del Gran Campo Unificado,

cuando quitas de tus modos
el desaire o el desdén,
y los tratas bien a todos,
¡el Campo te trata bien!

Y es que en forma intencionada,
(como un boomerang de amor),
siempre deja perfumada
la mano… que da una flor.

  1. 💖💖💖
    Jorge Oyhanarte.

EL HABLA CORRECTA.

El Habla Correcta.

Consciente del sufrimiento que causan hablar irreflexivamente y la incapacidad de escuchar a los demás, me comprometo a hablar con afecto y a escuchar con atención para aportar alegría y felicidad a los otros y aliviar su sufrimiento. Sabiendo que las palabras tienen el poder de provocar la felicidad o el sufrimiento, estoy decidido a hablar con veracidad, pronunciando palabras que inspiren auto-confianza, alegría y esperanza. No difundiré noticias de las que no esté seguro ni criticaré o condenaré nada de lo que no tenga la certidumbre. Me abstendré de pronunciar palabras que puedan causar división o discordia, o susceptibles de provocar la separación de la familia o la comunidad. Estoy decidido a hacer todo lo posible por reconciliar y resolver todo tipo de conflictos, por insignificantes que sean. Dice el cuarto ejercicio de Conscienciación, y ofrece una descripción muy exacta del Habla Correcta.

La explicación clásica del Habla Correcta es:

1) Hablar con veracidad; cuando algo es verde decir que es verde y no violeta.
2) No hablar con una lengua viperina; no decimos una cosa a una persona y otra distinta a otra persona. Como es natural, podemos describir la verdad de diferentes maneras para ayudar a las diferentes personas que nos escuchan a comprender lo que queremos decir, pero debemos ser siempre leales a la verdad.
3) No hablar con crueldad. No debemos gritar, calumniar, maldecir, fomentar el sufrimiento ni crear odio. Incluso a los que tienen buen corazón y no desean herir a los demás se les escapan a veces palabras hirientes. Cuando decimos algo inyectado de veneno, es por lo común debido a la energía de nuestros hábitos. Nuestras palabras son muy poderosas, pueden afectar seriamente a los demás.
4) No exagerar ni adornar lo que decimos. No debemos dramatizar innecesariamente haciendo que las cosas parezcan mejor, peor o más extremas de lo que en realidad son. Si alguien está un poco irritado no diremos que está furioso.

La práctica del Habla Correcta consiste en intentar cambiar nuestros hábitos para que nuestras palabras surjan de la semilla de Buda que tenemos en nosotros y no de las semillas insanas que han quedado por resolver.

El Habla Correcta se basa en el Pensamiento Correcto. Las palabras son nuestros pensamientos expresados en voz alta. Como es natural, pensamos cosas que no queremos decir y parte de nuestra consciencia tiene que funcionar como filtro.

A veces, cuando llevamos sufrimiento dentro, este se manifiesta a través de palabras que decimos sin pensar. Esto sucede en especial cuando no practicamos la Atención Correcta, entonces, no somos conscientes del sufrimiento que se está acumulando en nuestro interior y decimos o escribimos cosas que no queremos decir y no sabemos de donde salieron nuestras palabras. No pretendíamos decir algo que pudiera lastimar a los demás, pero lo hacemos. Cuando los pensamientos salen de nuestra mente en forma de palabras, si van acompañados de la Atención Correcta, sabemos si lo que decimos es útil o creará problemas.

Fuente: El corazón de las enseñanzas de Buda – Thich Nhat Hanh




LA VIDA

LA VIDA 💜💜💜

La vida te decepciona para que dejes de vivir con ilusiones y veas la realidad.

La vida destruye todo lo superfluo hasta que quede solamente lo importante.

La vida no te deja en paz, para que dejes de culparte y aceptes todo como «es».

La vida va a retirar lo que tienes, hasta que dejes de quejarte y empieces a agradecer.

La vida envía personas conflictivas para curarte, para que dejes de mirar hacia fuera y empieces a reflejar lo que eres por dentro.

La vida te permite caer de nuevo y de nuevo, hasta que decidas aprender la lección.

La vida te quita del camino y te presenta encrucijadas, hasta que dejes de querer controlar todo y fluyas como un río.

La vida pone a tus enemigos en la carretera, hasta que dejes de «reaccionar».

La vida te asusta y te asustará cuantas veces sea necesario, hasta que pierdas el miedo y recuperes tu fe.

La vida te distancia de las personas que amas, hasta que entiendas que no somos ese cuerpo, sino el alma que contiene.

La vida se ríe de ti muchas y muchas veces, hasta que dejes de tomar todo tan en serio y puedas reírte de ti mismo.

La vida te rompe en tantas partes cuantas sean necesarias, para que la luz penetre en ti.

La vida te enfrenta a los rebeldes, hasta que dejes de tratar de controlar.

La vida repite el mismo mensaje, si es necesario con gritos y tapas, hasta que finalmente lo escuches.

La vida envía rayos y tormentas, para despertar.

La vida te humilla y a veces te derrota de nuevo y de nuevo hasta que decidas dejar que tu ego muera.

La vida te niega bienes y grandeza hasta que dejes de querer bienes y grandeza y comiences a servir.

La vida corta tus alas y poda tus raíces, hasta que no necesites alas ni raíces, sólo desaparezcas en las formas y tu ser vuele.

La vida te niega milagros, hasta que entiendas que todo es un milagro.

La vida acorta tu tiempo, para que te apures en aprender a vivir.

La vida te ridiculiza hasta que te hagas nada, nadie, para que entonces te convierta en todo.

La vida no te da lo que quieres, sino lo que necesitas para evolucionar.

La vida te lastima y te atormenta hasta que sueltes tus caprichos y berrinches y aprecies la respiración.

La vida te esconde tesoros hasta que aprendas a salir a la vida y buscarlos.

La vida te niega a Dios, hasta que lo veas en todos y en todo.

La vida te despierta, te poda, te rompe, te decepciona… pero créeme, eso es para que tu mejor yo se manifieste… hasta que sólo el amor permanezca en ti.

Bert Hellinger.


VIVIR EN ALTAS VIBRACIONES  TE AYUDA A PROTEGERTE Y A PROTEGERNOS MAS DEL VIRUS COVID-19

En este momento de cambio para la Humanidad, una buena estrategia es practicar la meditación. Puedes practicarla en cualquiera de sus formas y durante lo que estemos haciendo, con consciencia de la respiración,  momento a momento, en silencio y, acudiendo a la Morada del Ser, en lo mas íntimo de cada uno, como un servicio o acompañamiento a la humanidad. Una gratitud por cada inspiración de aire puro que se nos da y en lo individual un aumento vibratorio que nos protege y hace crecer.

Puedes destinar sesiones de meditación de 20 a 30 minutos, 2 a 3 tres al día,  ya que, tiempo hay para aprovechar….cada cual según pueda….servir, aceptar, acompañar, abrazar, soltar, agradecer y, de esa manera, lograr aumentar tu  vibración.

 

Si, aumentando tu vibración desde la meditación e invitando o acompañando en dicho camino vía on line a otras personas que les pueda interesar aumentar su vibración sumandose cada uno desde su casa, desde su rincon, desde su verdadero espacio, en una hora y tiempo determinado.

Esto se conoce y por ello quiero compartir a continuación unos datos muy interesantes con quien pueda estar interesado:

 

Como cualquier otro virus, (COVID-19) tiene una baja vibración, con una estructura cerrada de circuito electromagnético, con una frecuencia de resonancia de aproximadamente 5,5 Hz – 14,5 Hz. En las gamas más altas no está activo y, a partir de las gamas de 25,5 Hz y superiores, el virus muere….

Para una persona que vive en altas vibraciones, es decir, en el Alma, no es más peligrosa que las infecciones respiratorias agudas, porque el cuerpo de un hombre sano «vibra» en las gamas más altas. Sólo ocasionalmente, por varias razones, se desliza en vibraciones más bajas.

Las razones de esto pueden ser varios trastornos en el balance energético … (fatiga, agotamiento emocional, hipotermia, enfermedades crónicas, tensión nerviosa, etc.) ….
El virus en la naturaleza, fuera del cuerpo, no es resistente …

La resonancia de frecuencia media total de la Tierra es hoy de 27,4 Hz, y, por lo tanto, sería destructiva para el virus, pero hay lugares donde esta frecuencia se reduce, es decir, zonas geopáticas creadas natural o artificialmente … (hospitales, prisiones, Líneas eléctricas, metro y vehículos eléctricos públicos, centros comerciales, oficinas, locales para beber, etc.) Donde las vibraciones caen a niveles inferiores a 20 Hz .

 

..

PARA HUMANOS DE BAJA VIBRACIÓN ESTE VIRUS ES PELIGROSO…

DOLOR – de 0,1 a 2 Hz;

 

MIEDO – de 0,2 a 2,2 Hz

 

RESENTIMIENTO – de 0,6 a 3,3 Hz

 

IRRITACIÓN – de 0,9 a 3,8 Hz;

 

TRASTORNO – de 0,6 a 1,9 Hz;

 

ALTA TEMPERATURA – 0,9 Hz;

 

ARRANQUE DE FURIA – 0,5 Hz,

 

RABIA – 1,4 Hz;

 

ORGULLO – 0,8 Hz;

 

ORGULLO (megalomanía) – 3,1 Hz;

 

ABANDONO – 1,5 Hz;

 

SUPERIORIDAD – 1,9 Hz;

En cambio..

GENEROSIDAD – 95 Hz;

 

GRATITUD (gracias) – 45 Hz;

 

GRATITUD DE CORAZÓN – de 140 Hz y más;

 

SENTIDO DE UNIDAD CON OTRAS PERSONAS – 144 Hz y más;

 

COMPASIÓN – de 150 Hz y más (pero la piedad es sólo 3 Hz);

 

AMOR (como se suele decir con la cabeza), es decir, cuando una persona entiende que el amor es un sentimiento bueno, luminoso y de gran fuerza, pero todavía no ha aprendido a amar con el corazón, la vibración – 50 Hz;

 

EL AMOR que una persona siente con su corazón hacia todas las personas sin excepción y todos los seres vivos – desde 150 Hz y más;

 

AMOR INCONDICIONAL – de 205 Hz y más.

Durante milenios, la frecuencia de nuestro planeta ha sido de 7,6 Hz. Los físicos la llaman la resonancia de Schumann y es debido al golpe generado por los rayos en el espacio entre la tierra y la ionosfera, que hace de guía de onda y resonador.

El hombre se sentía cómodo en estas condiciones, ya que la frecuencia de vibración de su campo de energía tenía los mismos parámetros – 7,6 – 7,8 Hz.

Sin embargo, la frecuencia de Schumann ha empezado a aumentar rápidamente. Seguimos la dinámica:

Enero 1995 – 7,80 Hz, Enero 2000 – 9,30 Hz, Enero 2007 – 9,80 Hz, Enero 2012 – 11,10 Hz, Enero 2013 – 13,74 Hz, Enero 2014 – 14,86 Hz Febrero 2014 – 14,99 Hz; Marzo 2014 – 15,07 Hz; Abril 2014 – 15,15 Hz.

(Llegamos a 170hz en 2020)

Aunque consideremos la situación desde el punto de vista científico, se hace evidente que una persona que no aumenta sus vibraciones pronto dejará el plano terrestre de una manera u otra, y ni las altas esferas sociales, ni el capital acumulado le ayudarán…

¡Así que no debemos tener miedo!

Puedes aumentar las vibraciones trabajando contigo mismo y estimulando comportamientos de unidad y amor conscientes…

P.D. Cualquier emoción negativa cierra el acceso a la consciencia.

 

 

Feliz meditación y mis mejores deseos para tod@s.

 


REFLEXIÓN SOBRE LA VIDA

Antonio Marazuela LLorente nos describe y nos acompaña en la comprensión con gran sencillez de la experiencia pico-emocional que muchos de nosotros podemos sentir, vivir en situaciones como la que ahora nos está tocando vivir con este aislamiento forzoso a cuenta del vovid-19.

REFLEXIÓN SOBRE LA VIDA




LO DIFÍCIL NO ES MEDITAR, SINO QUERER MEDITAR

Pablo D,ors nos lo explica de una manera simple y sencilla donde encontramos la dificultad y, donde o hacia dónde tenemos que mirar cada un@, desde la perspectiva del humor para vivir de una forma sana, en paz.

Meditar es sencillo, lo difícil es querer meditar